martes, 21 de febrero de 2017

Alusión

Por: Ernesto Bedregal Patiño

Intento aspirar puro conocimiento,

sin embargo ingiero un gran embrollo.

Afanoso, deambulo por un sendero

engañoso, debo ser mi propio escollo.

* * *

Existe un desvío en la imperfección:

“Carencia absoluta de sentimientos

y un ego dedicado a elogiar a Razón,

alusión a una inútil pretensión.”

* * *

Quizás nunca lo haga, aunque desespere.

Agobiado, intento cumplir una penitencia,

me extravío pretendiendo ser coherente;

más que nada, ando en busca de Justicia…

(Extracto “607 Memories”).

Tragedia

Rosario Sansores

Con los ojos velados,

Me dijo así la amiga:

“–¡Soy huérfana, Rosario;

y es tan triste mi vida. . .!

Ni un brazo cariñoso

Para apoyarme tengo.

Siempre he vivido sola

Con mi dolor inmenso. . .”

Yo suspiré: “–¡Más dura

Y horrible es mi tragedia!

Si a tu madre perdiste,

¡puedes llorarla muerta!

A mi me abandonaron

Y me dejaron sola. . .

Madre, fortuna, hermana. . .

Nada me queda ahora.

Ni aun el dulce consuelo

De llorar en su tumba. . .

¡Ya ves que mi tragedia

es peor que la tuya!”

martes, 14 de febrero de 2017

Antofagasta boliviano

Letra y música: Gastón Velasco


En las playas del mar boliviano

coronada de luz y esplendor

con la gloria de Sucre y Bolívar

se levanta esta noble ciudad.

Nuestro puerto añorado nos llama

que volvamos a ver nuestro mar

libertando esta tierra bendita

que el chileno invasor nos privó.

Antofagasta ciudad querida

los bolivianos te amamos más

el fervor de cada pecho se ilumina

con el alma siempre fiel a ese ideal.

Antofagasta ciudad cautiva

con Mejillones y con Taltal

con Cobija, Tocopilla y Calama

forman parte de tu rico litoral.

Es el ancla tu escudo y divisa

que Bolivia materna te dio

tierra hermosa del Gran Chango López

que fundara esta gran capital.

Lucharemos con fe y entusiasmo

porque alcances la dicha y la paz

que Bolivia te brinda su afecto

siempre puro su amor inmortal.

lunes, 13 de febrero de 2017

Secreto de confesión

De: Milena Montaño Cabero de Escóbar

Afuera…el frío quieto.

Nubes blancas y distantes

de esplendor rutilantes.



El sol pálido pinta amarillo

del templo la altiva fachada.

La mañana tirita

despreocupada.



Adentro…el silencio mustio;

grato olor a copajira,

a frescas flores, cirios e

incienso

el amplio ambiente respira

aromando todas las salas.



Una mujer entra sigilosa

por la pequeña puerta;

no quiere por nadie ser vista.

De rodillas postrada ante la milagrosa

reverente inclina la cabeza

y se persigna.



Hablando muy quedo

con voz que se apaga

el corazón vacía sus pesares;

por los angustiosos ojos

amargas lágrimas brotan incontenibles

encendiendo luz en su

plegaria.



Presumo al mirarla

que su interior descarga

los errores, los pecados y el dolor.

Luego…los agudos sollozos

callan esperando el perdón.



Se levanta liviana

la devota agradecida

y con manos temblorosas

se pone la señal de la cruz

en su despedida.



Sale serena…liberada

del hondo pesar.



Y tú, Virgencita del Socavón

que escuchaste el secreto de confesión

de aquella mujer que cayó

de rodillas ante ti,

le das tu bendición.

martes, 7 de febrero de 2017

Poemas para leer en el minibús (Breviario) 6º parte y última parte

Por: Sergio Gareca Rodríguez

54

Una visión y un arma

La búsqueda extensa

El naufragio y la nada

Las venas llenas de gracia

La visión de nuevo

y de nuevo la nada



55

La nada

es obligatoria



56

La libertad implica

perder los ojos

en el sueño



57

La media noche

es

mi otra mitad



58

La sensualidad

del universo

está en las curvas

de los signos

de interrogación



59

El tiempo

vuela



Nosotros

vamos a pie



60

La mayoría

de nosotros

vino de cabeza

al mundo



61

A un paso

del abismo:



El pie de página



62

Fin

no es

la última

palabra

sábado, 21 de enero de 2017

Poemas para leer en el minibús (Breviario) 4º parte

Por: Sergio Gareca Rodríguez

31

Siempre

hay que hablar

de los amigos

como si estuviesen

muertos



32

Anoche

fue

hace

mucho

tiempo



32

Mientras esté vivo

mi muerte

no podrá dormir



33

No hay tiempo

Sólo rebelión

Los hechos

contra la eternidad



34

El último paisaje

será

naturaleza muerta



35

La única manera

de amar

es estar triste



36

Estar triste

es estar

en la naturaleza



37

Una vez

que alguien

está triste

todo

está triste





38

Estar

para

no estar



Irse

donde uno

no está



39

La fantasía

del amor

no muere

realmente

Incuba

en cualquier

tristeza



40

La soledad

es un hotel

con muchas camas



41

Una línea

Un garabato



Música y vino



Vida y muerte

se reflejan

mutuamente



42

Lo más coherente

sería conservar

alguna ausencia

martes, 17 de enero de 2017

Sueño…

De: Ascanio Nava

En la alquimia de las emociones ciertas,

cuando el fulgor de los deseos son inmaduros,

cuasi verdes como la adolescente flor de primavera.

Escondida en el farol de cielo,

oteando el labiérnago de las sensaciones

mudas, quedas y mustias;

allá donde gobiernan los sueños nocturnos,

esos que humedecen los fuegos

y dejan como tizón las ilusiones.

En ese encanto químico amalgamo

mi nostalgia con mi dolor,

y espero en el pebetero ardiente de la noche,

sólo, alucinando con la fragancia

de tus formas y yo hirsuto, desespero el tiempo,

hasta convertirlo en melancólica añoranza.

Quiero verte material,

quiero despertar de este aletargado sueño...

Me mintió tanto la vida,

hasta creo que te quiero!!!